FANDOM


Los Cuervos son enemigos en Dark Souls III.

Descripción

Los Cuervos son criaturas jorobadas de tamaño mediano, híbridos entre un Hueco y un Cuervo. Van armados con una daga o guadaña.

Los Cuervos estarán quietos en una posición inicialmente y apenas atacan o se mueven del lugar hasta que el jugador se acerca. Cuando esto sucede, sin embargo, se iniciará una transformación en la que dos pares de alas comenzarán a sobresalir de sus espaldas, una a la vez. Cuando terminen, se volverán extremadamente agresivos, pudiendo perseguir al jugador por largas distancias. También ganarán la habilidad de volar en ráfagas cortas y atacar con una rápida andanada de golpes con las garras de sus piernas.

Localizaciones

Estrategia

Los cuervos son casi completamente vulnerables antes de comenzar su transformación. Si ya la han iniciado y son atacados, la transformación se completará de inmediato, lo que les permitirá tomar represalias. Sin embargo, se los hace tambalear fácilmente, y las armas rápidas como las espadas rectas deberían dejarlos sin oportunidad de contraatacar. Si se va a usar un arma pesada, el jugador debe asegurarse de que el cuervo muera en uno o dos golpes.

No es aconsejable involucrar a más de una de estas criaturas a la vez debido al daño constante que infligen y sus rápidos tiempos de recuperación. Si se los encuentra congregados frente a un cuentacuentos, este último debe ser eliminado primero o se debe enfrentar a cada uno de ellos individualmente usando ataques a distancia.

Drops

Objeto Piedra de confesión
Piedra de confesión
Corvian Greatknife
Gran cuchillo de ciervo
Great Corvian Scythe
Guadaña de cuervo grande
Probabilidad  ???  ???  ???

Notas

  • Son vulnerables a la piromancia Compenetración.
  • Son débiles al Veneno, el Tóxico y la Hemorragia.

Galería

Curiosidades

Ver también