FANDOM


Señal oscura (DSIII)

La maldición del no muerto tiene como marca principal la Señal oscura

En la saga Dark Souls, ser no muerto significa que la persona muere en algún momento, pero vuelve a la vida rápidamente. Los no muertos son vistos como una maldición o enfermedad por los vivos.

Lore

Según Kaathe el Asediador, la maldición de los no muertos fue creada cuando Gwyn, Señor de la Luz Solar se negó a que la Edad de Fuego termine para dar comienzo a la Edad Oscura. Se desconoce cómo se transmite, pero casi siempre se produce independientemente de las intenciones de la víctima. Sin embargo, individuos como Solaire de Astora aceptan voluntariamente la no muerte. Todos aquellos que se convierten en no muertos son marcados con la Señal oscura.

A diferencia de los vivos, los no muertos no dejan de existir al morir; en su lugar, son resucitados en hogueras. De todas formas, con el tiempo pierden gradualmente su cordura e inteligencia, a menos que consigan un flujo constante de Humanidad. La Humanidad puede ser quemada en una hoguera para revertir el estado Hueco, pero no cura la no muerte. Los no muertos que han perdido completamente su cordura son conocidos como Huecos. En general, los Huecos son hostiles a los individuos lúcidos, incluyendo otros no muertos. A diferencia de los no muertos, los Huecos mueren permanentemente al ser asesinados.

Los no muertos son tratados con hostilidad por los vivos; eran perseguidos por los seguidores de Lloyd, el Padre de todos, quienes los capturaban y los enviaban a un refugio sin ninguna chance de liberación.