FANDOM


Para los juramentos de Dark Souls II, véase Juramentos de Dark Souls II.
Para los juramentos de Dark Souls III, véase Juramentos de Dark Souls III.

Un Pacto es una facción a la que el jugador puede unirse en Dark Souls. Ser parte de un pacto otorga varios beneficios y recompensas, aunque también impone ciertas reglas al jugador. Romper dichas reglas puede generar efectos negativos. Ciertos pactos tienen efecto en las interacciones en línea del jugador.

Información General

Existen nueve pactos en total. Algunos pactos tienen cuatro rangos, desde 0 hasta +3. Subir de rango en un pacto puede otorgar diferentes recompensas.

Herir o matar a miembros de pactos cuenta como una traición, lo que resulta en expulsión.

Cambiar de pacto

El jugador solo puede unirse a un pacto a la vez. En caso de que el jugador quiera cambiar de pacto, es necesario romper primero con el pacto anterior, ya sea por traición o a través de Oswald de Carim. Esto último es lo más recomendable, ya que tiene menos repercusiones, mientras que la primera opción puede causar varios problemas, como el no poder volver a unirse al pacto hasta que los pecados del jugador sean perdonados por un precio considerable.

Al dejar un pacto, incluso con el método de Oswald, la mitad del progreso que ha hecho el jugador en cuanto a subir de rango en el pacto se pierde, en caso de volver a unirse a dicho pacto. Por ejemplo, un pacto que requiera 20 Humanidades se reducirá a 10 si uno se reincorpora y desea alcanzar el rango previamente mantenido.

Pactos